Hoy en día Facebook Ads es la plataforma ideal para realizar campañas digitales de marketing. A través de él podemos desarrollar los anuncios que se visualizan en Facebook e Instagram, las redes sociales con mayor cantidad de usuarios y por ende con mayor cantidad de alcance.

La necesidad de manejar la mayor cantidad de características de la plataforma se vincula a la efectividad de las campañas publicitarias y el éxito de los anuncios. Además, es muy importante para detectar las variables que permiten bajar el CPM o cualquier costo que utilicemos de referencia para optimizar el presupuesto destinado.

¿Pero cómo logro determinar el anuncio perfecto? ¿Cómo sé la efectividad de cada uno de ellos? ¿Existe la posibilidad de probar mis ideas para conocer cuáles funcionan? La respuesta a estos interrogantes es a través de las pruebas A/B con las que cuenta Facebook Ads.

Al momento de hacer una campaña tienes múltiples variables a ajustar que deberás atender para crear tu campaña en Facebook o Instagram: Ubicaciones, locación, público objetivo, horarios de circulación, creativos, copys y llamados a la acción.

Las pruebas A/B sirven para que hagas todas estas configuraciones de modo que encuentres la combinación perfecta para tu anuncio y su mejor rendimiento. 

Cuando decides hacer una prueba A/B, Facebook Ads no mostrará nunca ambos avisos a una misma persona. Lo que hará será duplicar los anuncios que elegiste para hacer la prueba y cambiar únicamente la variante que has elegido, mostrándoselos por separado a una parte de tu audiencia, según la segmentación que hayas hecho.

¿Pero cómo logro realizarlo? El primer paso es el objetivo de la campaña, allí tendrás distintas opciones para comenzar a hacerlo:

  • Tráfico
  • Instalación de aplicaciones
  • Generación de potenciales clientes
  • Conversiones
  • Video
  • Alcance
  • Interacción

En la segunda etapa de la creación de una campaña tendrás que configurar los conjuntos de anuncios, lugar en el que estarán alojadas las primeras posibilidades de pruebas A/B. En él determinarás las características del público, el tiempo de vigencia de la campaña, presupuesto, ubicaciones y horarios de salida. Todas estas variables pueden formar parte de una prueba A/B test al determinar distintos conjuntos de anuncios que “compitan” entre ellos para buscar el mejor rendimiento.

Por último paso, también podremos hacer lo mismo con los anuncios al probar con distintos creativos, copys y llamados a la acción. Se recomienda crear hasta un máximo de seis anuncios por conjunto y de esa manera comparar los resultados en cada uno de ellos.